1/1/2014

- Primeros pasos -

A la hora de producirse una defunción, debe contactar con su compañía aseguradora o, en su lugar, llamar directamente a una funeraria.

Su compañía de seguros tiene la obligación de respetar su deseo sobre la funeraria que quiere que le atienda.

La funeraria será la encargada de asesorarle y de realizar en todo momento las gestiones oportunas, para que solamente
se tenga que preocupar de lo estríctamente necesario.